EL PASAPORTE Mayo 2019


Mi pasaporte es azul. Tiene grabado en letras doradas el nombre de mi tierra y se va desgastando con el paso de los viajes.

El escudo en su portada empieza a desaparecer, las estrellas en dorado ya parecen mancha sin forma.

Fiel compañero, es un pasaporte que ha visto tanto a oficinas de Migración en Beijing, China, como a policías en Ciudad de Panamá, lo han abierto con reojo en Frankfurt, Alemania y lo han cuestionado en Adana, Turquía. Lo he perdido en Miami, Estados Unidos y lo he encontrado en el suelo de un avión.

En las hojas del pasaporte aparecen muchos sellos y cada uno tiene una historia. También le han pegado stickers por detras que identificaban cada vez algo que nadie sabe que es. Le han llenado algunas páginas de visa, en orden aleatorio o no, cada país es diferente.

Algunas de sus páginas llevan olor a café porque al guardarlo en el bolso de cuero que siempre llevo, echo el termo de café y siempre alguna gota le cae encima. Siempre lo llevo encima porque me da miedo que "algo" pase y me quede sin pasaporte. Si ese es el caso, se busca la representación del país más cercana y se pide un salvoconducto. Si se vence, lo revalido.

Uno es lo que vive, lo que come, lo que viaja, lo que aprende y también lo que olvida. Este pasaporte es pues, una evidencia de recuerdos, un diario de vivencias apiladas que dentro de poco serán historias olvidadas.

¿Se pondrá celoso ahora que tengo otro pasaporte? Porque dentro de poco habrá otro pasaporte y la identidad se duplica.

Serán dos identidades a como son dos documentos de papel? o es una identidad con dos caras?. Es medio una, medio otra?. Es una identidad extendida?.

Qué pasa cuando deja uno de ser uno y se convierte en algo más.
Llega a mi vida un nuevo pasaporte, con hojas vacías, sin historia, sin dueño.

Lo evitaba conscientemente, pero ya acepté el destino.

CÓMO PUBLICAR UN LIBRO Setiembre 2018


Es un Ingeniero capaz de llevar historias cortas llenas de fantasía y recuerdos costarricenses a la ciudad más grande de Latinoamérica?
“Casi nadie conoce la historia detrás de cada página de mi libro “Relatos y Relajillos”, a veces yo tampoco siento que la conozco porque ha sido un territorio desconocido para mí”

NO
LO PIENSE.
ESCRÍBALO!


LOS ANTECEDENTES en Costa Rica de mi libro Relatos y Relajillos son muy especiales, porque una vez que tomé la decisión de recopilar las historias escritas, me llenó una sensación de vacío. Tenía en mis manos 10 años de sentimientos y no estaba seguro si una persona debe de exponerlos a los demás.
En las dos presentaciones que he tenido del Libro y en muchos otros encuentros, me sorprendo que cuando pregunto: ¿ quién escribe aquí? Más de la mitad alza la mano. Estoy siempre ante un grupo de autores en potencia y yo les digo: quiero leerlos! Hagan que sus ideas circulen, quiero leerlos yo también. Esto implica enfrentar un gran miedo al rechazo.
¿Cuál es el miedo a escribir y publicar lo escrito?
Yo describiría que publicar ante desconocidos, es como bailar desnudo. Se siente como si uno se presentara sin ropa haciendo piruetas y quedara vulnerable a una crítica dura. Pero no siempre es mala la crítica, en ocasiones es suave y dulce como el algodón de azúcar.

Estar de acuerdo en que el mundo entero entre en sus recuerdos, los revuelvan, analicen y los critiquen, creo que es la prueba más grande de humanidad porque es como decirle a los demás y a uno mismo, que está bien no ser perfecto y que abrazo cada defecto que tengo.
Escoger publicaciones
No todo lo que se escribe llegaría al manuscrito final. Pasó tanto tiempo desde la primera historia escrita hasta la última que sentí que había que recortarlas, transformarlas en algo nuevo y mejor. No sentía que yo me identificaba totalmente con el escritor de cada una de ellas. Lo anterior, tiene sentido porque algunas de las historias tienen más de 10 años y fueron escritas por un yo más joven, casi diría que por otra persona a la que soy hoy. No mejor ni peor, sólo que sí pude observar una visión de mundo diferente a la visión que tuve en la fecha que publiqué las historias.
¿Cómo un libro publicado en Costa Rica en el 2016 por la Editorial EdiNexo en San Pedro de Montes de Oca cruza el istmo para llegar a las manos de la Editorial del grupo Rodrigo Porrúa?. .
Yo no desistí.
La historia de esta publicación inicia en el 2014 que pasé por la primer casa editorial en la Ciudad de México y no me prestaron la mínima atención. ¿Un costarricense que no es conocido presentando un libro en México y ni siquiera vive en el continente americano? Ya de arranque sonaba extraño. Yo lo sabía. Pero siempre he dicho que: extraño es bueno.
He estado acostumbrado a convivir mi lado artístico en paralelo a una vida muy concreta, de resultados poco subjetivos, donde el verde se mide en pantones, la acidez en grados pH y la longitud se miden en centímetros, el resultado de un negocio se mide en monedas. Sin embargo, con las letras no es así: no a todo el mundo le interesa lo que uno escribe, ni tampoco lo entiende de la forma que uno lo escribe.
Ya desde antes me había sometido a la crítica directa y sin anestesia de los niños que revisan las obras de arte que uno pinta. Como pintor aficionado, lo normal es que no a todo el mundo le gustan los mismos colores, ni la misma motivación que uno trata de expresar en las canvas. Con la literatura es igual: hay lectores que interpretan con tristeza una historia porque la relacionan con sus vidas y hay lectores que se sorprenden de algo que para el autor podría ser lo más mundano del mundo.

En Costa Rica participé de la mano de Evelyn y Efrén Molina con su Editorial EdiNexo y fue gracias a la buena experiencia que tuve con ellos, tan profesionales y serios, que pude decidirme a seguir publicando con otras editoriales. Para la portada escogimos una de las obras que ilustran las historias y para la primera imagen al abrir el libro escogimos un autorretrato. Ese autorretrato es la portada de la edición en México. Con don Efrén participamos en el 2017 en la Feria del Libro en la Antigua Aduana, pude interactuar con otros escritores ticos y me sentí orgulloso por poder conocerlos, entendí cada una de sus luchas por ser autores desconocidos en un mundo donde cada vez menos gente lee.

Quise llenar el libro con pinturas e ilustraciones hechas por mi mano. La primera página de la edición costarricense es mi autorretrato y la usé como portada en la edición para México. También le dejé al lector espacio para que crearan sus ilustraciones y me las manden. Casi que hice un libro para compartir entre autor y lector. Insisto en que el libro que escribí no le cambiará la vida a nadie, pero es muy íntimo y entretiene según me cuentan.
¿Qué reacción tuvo el público?
Los detalles no los conozco todos. Sé que algunas historias han sido motivo de lágrimas y otras de confusión.
Un médico cuarentón costarricense casado con una mexicana me dijo que jamás pensó que regresaría a su niñez en Costa Rica y que lo había logrado gracias a una historia. Me lo dijo al frente y a mí se me salieron las lágrimas, porque me explicó que salió a los ocho años de tierras ticas y nunca más volvió.
Otras personas me cuentan cómo se identifican con algunos personajes que conocieron en carne propia o se les parece a alguien que conocen. Una abuela con nostalgia recordaba los atardeceres en el trópico y me decía, usted tiene toda la razón: sí existe un color verde en el cielo de nosotros.
Mi papá y mi mamá lo leyeron y sus reacciones tan bonitas las incorporé como subtítulo del libro. Ellos me dijeron que eran historias de la vida, “con sus rosas y sus espinas”. Esa frase tan bella, fue la que se lee en la portada de la edición en México.

¿Por qué es importante escribir?
Creo que estamos en una carrera contra nuestra humanidad. Escucho con frecuencia que no hay tiempo. Pero sí hay tiempo. Desde la infancia les damos a los niños un aparato electrónico para que no jueguen. Es como un chupón para dejar de pensar y usar la creatividad. Yo me pregunto: ¿y cuando apagamos todos los “chunches” y compartimos con los más pequeños de sus ocurrencias? ¿Ver un insecto de verdad es tan irrelevante? ¿Por qué conversar con un extraño es considerado algo medio loco? Todo esto debería ser parte de una rutina, para no olvidar lo que realmente importa. ¿Mañana se apaga el internet en el mundo y qué nos queda? Se nos olvidó oir la lluvia, sentir el viento. Yo me opongo a eso y por eso lo escribo. Los personajes mundanos son importantes; esos que no son perseguidos por fotógrafos ni los cubren las revistas. Esos personajes que no tienen voz o que nunca veremos porque se pierden en nuestras ajetreadas vidas. Esos personajes son mis consentidos.
¿Quién me contactó en México? Cuando aprovechas una coincidencia.
Resulta que tengo un tocayo que se llama igual que yo y compartimos la misma dirección de email. El otro Alonso, es mexicano, su email es al revés que el mío y cuando se equivocan en el orden de los apellidos a mí me llegan sus mensajes o a él le llegan los míos. Alonso trabaja en mercadeo en Miami y en California, pero conoce en México a un Agente Editorial que se llama Felipe Casas y don Felipe tuvo la gran paciencia de acoger mi caso, llevarlo al Consejo Editorial y finalmente corregir y enrumbar el libro al papel. Un contrato de coedición hicimos y manos a la obra.

El día de la presentación de mi libro en México: el color que tienen los sueños.
Salí de mañanita con el vuelo Interjet desde San José el 21 de Agosto y al llegar a México pude caminar de nuevo por las calles… esta vez me sentía diferente. Mi libro ya estaba publicado en los estantes de librerías del grupo Rodrigo Porrúa y como que me preguntaba, ¿alguien habrá leído lo que escribí aquí? Era raro.
Con gran alegría pude compartir con don Felipe y con el dueño de la Editorial don Rodrigo. La presentación del libro en la ciudad Azteca se realizó gracias a la acogida que nos brindó la Embajada de Costa Rica en México. Primera vez que puse un pie en la Embajada pero me sentí muy bienvenido y no es para menos: de alguna forma el arte une y los libros que unen a dos naciones, en este caso Costa Rica y México, nos hacen sentirnos como en casa.
Don Carlos Mesén que funge como Agregado Cultural de la Embajada –una Embajada sin Embajador desde hace un año- no sólo se merece el crédito de realizar una labor importantísima y generar un ambiente de cordialidad, pese a contar sin funcionario designado para el puesto de Embajador. Él mismo se encargó de invitar a la colonia tica en México y al cuerpo diplomático de otros países a la presentación de una obra literaria de un costarricense. Cuando me di cuenta de lo que representa que la Embajada invitara a las demás embajadas a la presentación de un libro de un tico, que se publica en tierras mexicanas, yo también me sentí orgullosísimo, por el hecho de que letras nuestras lleguen a otro país. Es invaluable que una visión de mundo costarricense esté a las manos del mayor mercado literario del continente. Como yo trabajo con una empresa que exporta productos alimenticios, hice la analogía y pues sí: este libro de cuentos cortos me parecía un producto de exportación, en este caso artístico. No sé si exagero, pero me parece que se puede ver de esa forma.

Me encontré por primera vez con los ticos residentes allá y para mi sorpresa, algunos trajeron café y bocadillos de su propio bolsillo, para apoyar. Yo no sabía cómo abrazarlos más. Luego tuve la valiosísima compañía de una autora costarricense residente en México. Doña Ligia Vives que coescribió un libro de cuentos también, junto a su nieto Nicolás que llenaron una obra de historias como las mías, fantasía y realidad. Doña Ligia que es profesora en la UNAM nos guió por varias historias de mi libro y creo que todos lloramos juntos.
Yo leía páginas del libro y sentía que contaba secretos muy personales. No sé cómo explicarlo, fue como confesarse.
El ambiente de amor a la literatura, a escuchar historias y disfrutar cuentos, se respiraba en el aire y por la intervención de todos los que participamos, creo que pudimos disfrutarlo aún más, tanto del público tan abierto como de nosotros tan felices de estar ahí. Al final del evento cantamos juntos varias canciones de Costa Rica, como la Patriótica y una tonada que es un clásico mexicano-costarricense “Reloj”, finalmente canté una canción de donde vivo en Chipre. Creo que queríamos seguir cantando.
Caminando por la Avenida Reforma antes de la lluvia pasamos a tomar un café de la cadena de cafeterías Finca Santa Veracruz y ¡sorpresa! El libro de Relatos y Relajillos se asomaba tímido desde un pequeño librero y con precio sin impuesto de venta. Al entrar al Centro Comercial Patriotismo lo vi en el estante junto a las demás obras de autores establecidos y mexicanos.

Hoy el libro está traducido en griego y espera aprobación de editoriales en Atenas, Grecia para conmemorar el año del libro que se realiza en la capital helénica.
Entendí entonces, que ese libro ya no es mío. Es de todos y que ya no tengo secretos.

Tendré que crear más :D


Crisanto Alonso Arias
ariasalonso@hotmail.com
@artistcrisanto
www.crisantoalonso.com

Por qué sí ir a una Marcha para la Diversidad? Junio 2016


LGBTQIA + YO.

LesbianaGayBisexualTransexualQueerIntersexualAsexual y yo.

Yo, que no creo en etiquetas. Yo, que sé que somos todos humanos, iguales ante los ojos del sol y de las leyes. No deberíamos de necesitar una marcha para recordar que somos los mismiticos. Pero HOY en Costa Rica, no somos iguales ante la Ley. Y por eso, hay marchas de la Diversidad en la capital.

Yo no tengo autoridad para juzgar si vos vas o no vas a una marcha cualquiera. Es tu derecho, que vayás o no a manifestar tu apoyo o repudio a Recope, a “la Sele” o al mismo pisuicas. Todos tenemos derecho de pensar diferente, es parte del ejercicio democrático que tiene este lindo país lleno de tiquillos lindos y felices. Además, -que dicha que pensamos diferente! Cuando en una sociedad todos pensamos igual, nos empobrecemos. La divergencia crea riqueza, más aristas de ver las cosas y por ende más ideas. Las ideas crean cambios. Cambiemos Costa Rica para bien.
Lo importante es pensar. Pensar en positivo. Pensar en constructivo. Crear.

Y ahí es donde le invito a pensar, la razón tan importante por la cual vos deberías de ir a una marcha, que a usted en este momento no le importa, no le representa, no le afecta o le parece ridícula.
Usted, que vive en el ajetreo del día a día y paga impuestos. Usted es responsable y sabe que lo que hacemos o no hacemos tiene efectos en los demás. Porque somos una sociedad, formada por núcleos de familias. Familias de individuos, todos diferentes.
Y ahí, radica una buena razón de aparecer en una marcha para apoyar la diversidad:

Reconocernos diferentes, no sólo en nuestra diversidad sexual sino en toda la gama de atributos que tenemos como personas (se vean o no) es rendirnos tributo a nosotros mismos, a los miembros de nuestra familia (sean diversos o no), y por lo tanto, a los demás componentes de esta sociedad costarricense.
Qué importa si vos vas o no?. Pues verás, el diablo está en los detalles. El detalle de rendir tributo y estar presente, no es para “mostrarse”. Es decirle a los que no pueden venir “vengo por vos”.

Vengo por vos, para que no tengás más miedo, quiero que me contés lo que no podés decir en casa, yo te escucho. Vine a verte.
Vengo por vos, para que sepás que quiero que vivás seguro, que no perdás la fe en la gente buena, que sí existe y que quiere conocerte. Yo soy uno y estoy aquí.
Vengo por vos, para abrazarte con mi presencia, porque te negaron el abrazo los tuyos. El rechazo no es fácil, pero tenés que aprender a convertir el dolor en esperanza. Vine a darte ánimo.
Vengo por vos, porque sé que dentro de tu piel no sos del género que te asignaron al nacer, y lo entiendo, quiero que sintás que te tomo en serio y al verte a los ojos, veo lo que veo por fuera, que sos una lindísima persona.
Vengo por vos, porque quiero que la Ley te vea como a mí, que te proteja como a mí. Quiero que la constitución de Costa Rica te cubra al 100% como a mí, porque sos tan costarricense como yo. Que las palabras “hombre y mujer” en el texto cambie a “los cónyugues”. Porque la Ley debe de ser pa’todos por igual.
Vengo para conocerte, sin estereotipos; para verte, sonreírte al caminar y con la mirada decirte, lo mucho que te admiro, lo valiente que sos al estar aquí caminando, a pesar de todo el estigma con que convives y del que soy testigo. Reconozco que tenés agallas!
Vengo por vos, que no podés venir porque te da vergüenza que te vean. Tené paciencia que nada malo has hecho. Ya verás que la gente desocupada hablará de la vida de otros, de todas formas, hagas lo que hagas dirán alguna tontera. Si no es por este tema, será por otro. Enfocate en los temas constructivos.
Vengo por vos y por mi familia, porque mis enanos tendrán amiguitos en el kinder como vos, tendrán primitos como vos, tienen tías y tíos como vos y les explico siempre que todos somos diferentes, pero amamos igual.

Los niños entienden dos cosas muy sencillas: el arte y el amor. Porque todos dibujan y todos aman. Ellos entienden el calorcito de un abrazo sincero de sus papás y el besito de buenas noches de sus mamás. Ellos necesitan crecer rodeados de amor, no de estereotipos.

Vengo por vos, que cortaste relación con una hija o un hijo diversos. Para recordarte que está marchando aquí conmigo. Que lo podés recontactar porque te necesita en su vida... y vos a ellos. Que el tiempo no se devuelve, la vida es muy corta y quien juzga es dios. No vos.
Finalmente, vengo por vos, que no has nacido. Vengo por los vos costarricense de Julio 2016. El herediano nacido en Enero 2017. Por vos Guanacasteco del 2020. Por vos Alajuelense del 2030. Por esos ticos cuyos derechos serán limitados si no son heterosexuales y la ley no cambiará para entonces, si no formo parte activa del cambio, con esta marcha u otras iniciativas que exijan igualdad. La ley debe de adecuarse a la realidad, YA.

Y la realidad es, que esta misma semana en los hospitales del país nacieron 10 niños y 10 niñas. De los cuales, dos, al menos no serán heterosexuales.
Por esos bebés que acaban de nacer... vengo yo.

Y si después de leer esto, todavía no vas. Pues no vaya. Yo también voy, por vos.

36 primaveras para vos Diciembre 2015,



Pues mañana se cumple un aniversario bonito. El cumpleaños… de una pelota de carne y hueso que nació en el hospital de San José... con unos grandes cachetotes y muchos kilogramos que casi casi matan a mi mamá. La maté luego a besos y a punta de abrazos :-) y le saqué canas verdes también, pero bueno, los hijos que vienen cachetones desde el nacimiento son carga pesada de por vida. Yo, el último hijo que salió desde un “tiro al marco”, fui ese gol alegremente inesperado… olímpico y como de media cancha.

De todos los espermatozoides que salimos a alcanzar el óvulo, gané yo. Así como lo lee. Eramos millones y era literalmente una contienda de vida o muerte!. Imagínense usted que le escribe el triunfador de una lucha de fertilización en el vientre materno, que de no ganar… moría. Y ya ve, uno nace ganador, porque si no gana esa primera batalla, no estaríamos ni yo contando el cuento ni usted leyéndolo. Es decir, usted y yo somos triunfadores y por eso nos entenderemos bien!.

Recuerdo que a los 23 años seguía repitiendo cálculos en la Universidad, sentía que el tiempo pasaba y ya se me iba la vida entre clases magistrales. Tal vez sí se me fueron varias vidas en esos años. Uno parece gato con múltiples vidas y parecen como etapas de juego de video, todas diferentes. Pero en estos trenes de La Vida, que pasan rápido: trenes de décadas más o décadas menos; nos hemos subido y bajado en algunos. Yo sigo de estación en estación, improvisando. He decidido pensar que cada quien tiene un ritmo, y el mío, está bien. La afinidad que siento por la música me ayuda a entender las vidasde cada persona como una mezcla de ritmos irrepetible y bella. Única. Ninguna es mejor, ninguna es peor. Nos sirve a todos por separado porque le agarramos el compás. Tomé como mía la frase esa, que dice que la vida es como una carrera contra uno mismo y con esa premisa toda la presión se fue al vació. Me di un poco más de tiempo, y todavía me lo sigo dando. Cero culpas, cada paso al frente, aunque sea despacito.

Sin nunca proponérmelo y talvez por tintes genéticos, cada cumpleaños venía sombrío como una nube lloviznosa sobre mi cabeza. Desde una semana antes siempre sentía una presión de que un año se cumplía y muchos proyectos o metas no se cumplían. Este día de cumpleaños durante el paso de adolescente a adulto la sentí siempre como una melancólica fecha. Luego a los veintes fue como una fecha para presionarse más y hacer recuento de cuánto se había dejado de hacer. No lo mucho que había aprendido, sino lo poco que no pude aprender.

A los 24 años, La Vida dio una vuelta grande me puso un papelito en la frente: muere mi mejor amigo de la escuela, Mauricio. La muerte de “plancha” -como le decíamos por el corte de pelo - me mandó en un tubo por el tiempo a el aula de quinto grado de la escuela, donde hicimos un pacto de sangre – de esos que solo la inocencia concibe – y en nuestros antebrazos infantiles nos hicimos una herida que al sangrar juntamos unos segundos, para ser hermanos por siempre. Amigos de sangre. Pero ese “siempre” se terminó a mis 24 años.

Medité mucho el valor del tiempo a partir de ese momento y el valor de cada cumpleaños cambiaría para mí, para toda la vida. Mi idea del día de cumpleaños era que, en honor a Mauricio, lo iba a seguir celebrando. Ni siquiera por ser una fecha especial, sino por ser un año más de vida, de buena vida, de mala vida. De cómo fuera que estuviera saliendo en ese momento esta vida. La de hoy. Esa conciencia de aquí estoy, es para celebrarla.

Y así ha sido. Gracias, Mauricio, ya has visto que tu muerte no fue en vano. Tu partida me cambió la manera de ver el futuro y de ver el pasado.

Cuando no se me conoce, la gente se extraña del por qué el júbilo de un año más, aún si nadie lo celebra conmigo, - como ha pasado en varias ocasiones por estar lejos o en viaje de trabajo-, es porque Mauricio cumplía años un 12 de diciembre, igual que yo. Y aunque se han sumado a la lista más personas que celebran conmigo ese día como Maria Brenes, Panayiotis Panayiotou, Aneta Hartman o Karina Astorga … es en honor a una vida truncada de un amigo que nos dejó pronto, por la cual yo celebro la de los que seguimos aquí. Como un honor a los que ya no están.

Mientras tanto, aquí en el mundo virtual... muchas felicidades, a vos que lees esto, que seguís vivo también. Aunque no sea tu cumpleaños, que sea tu día de borrón y cuenta nueva. Que lo que te queda es el mañana.

Celebremos!.

Un paso hacia el amor Noviembre 2015,

El respeto que se merecen los que vienen creciendo.


Ayer dio Chipre, lugar que he adoptado como mi hogar, un paso al frente hacia la igualdad del amor. Cualquier pareja podrá, desde ayer, formar una pareja de hecho y con esto ser reconocido y protegido por las leyes que amparan el derecho de esta isla perdida en el mar Mediterráneo. Una noticia que lleva una historia larga, en un lugar donde hasta hace muy poco se había despenalizado el amor diverso.

En este 2015 se dan los primeros resultados formales que ligan la genética y la cuestión de tendencia sexual y el estudio se realiza con 47 parejas de hermanos gemelos. Este estudio descarta diferencias entre hermanos porque son idénticos genéticamente, han tenido la misma crianza y por ende la variable de "elección social de ser diversos" se elimina. Es interesante, es una luz al final del túnel para una comunidad altamente juzgada debido a la falta de estudios serios sobre el tema. Un tema altamente político y rodeado de miedos. Necesitamos más estudios, pero mientras tanto necesitamos entender, que ignoramos la mayor parte de esta historia.

A ver si nos ubicamos: el Mediterráneo alberga a toda clase de religiones y creencias. Por ejemplo Malta, una isla cercana, aprobó el divorcio hasta hace muy poco pues su constitución se basaba en la fe.

Los católicos se van quedando un poco atrás en el tema de la igualdad del amor. El amor no puede negársele a una pareja por cualquier razón. Para sentir amor, se debe tener corazón y la capacidad de entregarse. Y ya sólo eso, merece nuestro respeto y aprobación. Sin leyes de por medio.

Yo, que nací Católico, encontré en personajes La Virgen una figura bellísima, intercesora y pude compartir por mucho tiempo la fe con otros católicos. No sabía yo, que la labor intercesora de la Virgen es totalmente rechazada por hermanos de otras ramas del Cristianismo y fue hasta este año 2015, que me di cuenta que en el Cristianismo Ortodoxo Griego bendicen hasta 3 matrimonios, es decir, podrías divorciarte dos veces con la bendición de la Iglesia. Es esto que una y otra vez nos hace cuestionarnos qué es moral y en donde, depende de quien lo proclame y en qué culto.

Entendí entonces que las religiones presentan entonces una riqueza de pensamientos y conceptos que yo personalmente admiro. Amigos y compañeros de trabajo, con quienes por obligación o placer hemos compartido experiencias de sus propias doctrinas, hemos compartido historias bellísimas de cómo vemos la misma realidad, desde nuestras diversas visiones del mundo que tenemos.

Yo entonces, me he convertido en general, en un observador del mundo. Es decir, dejé de profesar fe alguna; pero me encanta cuando veo que la gente se acerca a la idea de un Dios o de dioses, y que albergan los valores de amor y solidaridad en la cabeza y en el corazón. De qué sirve rezar si tratamos mal a los demás? O como nos pasa frecuentemente: tener buenas intenciones, para no hacer nada, ni ayudar a nadie. Es ese paso al frente; esa implementación de las doctrinas que convertimos en amor y respeto a los demás, lo que enriquece. Si no, la fe se vuelve estéril y seca. Y quiero hablar de creencias, porque cuando hablamos de diversidad sexual, nadie habla de ciencia; ni de sentimientos; ni de estadísticas. La gente cuando habla de diversidad habla de lo que cree. Y lo que creemos se basa en lo que sabemos y conocemos, osea; en información que hemos tomado como cierta o que ignoramos.

Me gusta más todavía, cuando se vive por el ejemplo. Cuando la cotidianeidad profesa por medio de acciones los valores que indican las doctrinas. Dentro de mi cajita de vivencias, bien he compartido el Ramadán con musulmanes quienes se han levantado para compartir su comida conmigo, sin más razón alguna que la de mostrar una generosidad y amor sin motivo aparente. He compartido con hinduístas la despedida de seres queridos que antes de ser arrojados a un río, son incinerados ante nuestros propios ojos, con una mezcla de dolor y de respeto ante la partida del ser amado. A quién se le ocurriría juzgar esos amores?. Cuando la vida se termina poco importa que género tenía la persona amada, sino lo mucho que pudimos darle.

También he estado en cultos Bautistas y Evangélicos en medio de cantos sinceros a un Dios misericordioso. Y, he participado de oraciones a la naturaleza, a la fertilidad y a los dioses de los árboles en un círculo de almas de vocación Naturista.

Los seres humanos nos dividimos y redividimos en grupos. Somos ricos o somos pobres. Somos viejos o jóvenes, somos segmentos de mercado. Somos hombre y mujeres. Somos casados o solteros. Divorciados o separados. Somos de un país u otro. Nos encanta ponernos en categoría, pero se nos olvida de que somos una misma: somos personas.

Para alguien como yo, que ha estado a las puertas del altar en al menos dos ocasiones y tremendamente enamorado una y otra vez, la noticia del matrimonio igualitario en donde vivo realmente no tiene mucha importancia. Según mi cabeza, una vez que escoges a la mejor persona que has podido encontrar… el compromiso se tiene, o no se tiene… y las cosas sencillas son, cuando uno tiene la convicción de haber encontrado con quien pasar penas y alegrías, hacer vida y hacer familia. Sí claro que las familias pueden ser de dos, no me vengan con clasificaciones discriminatorias, porque, de ser así, empezamos ya con reglas contra el amor. Las familias son aquellas personas que se aman y comparten un proyecto de Vida juntos, bajo la figura del matrimonio, bajo un mismo techo, bajo las penurias de la pobreza o bajo la lluvia y la nieve. Donde hay amor, hay familia como decían las galletitas.

Casarse entonces es sentar presedente? Sí. Es abrir camino y decirle a quienes vienen atrás que nuestros sentimientos son dignos. Que como minoría y como comunidad existe la manera de ser feliz pese a los obstáculos. Yo quiero que sepan que sí se puede seguir los sueños, amar sin tapujos, bajo un mismo sol, sin sombras y sin vergüenzas. Tiene todavía más importancia ante mis ojos, que el matrimonio igualitario sea visible, porque le da a las generaciones venideras de adolescentes y niños , una garantía y un respeto que merecen. En papel? Sí. En papel, con sellos oficiales como cualquier unión legal. Es un respeto a su derecho de escoger con quien compartir sus vidas, lejos de la clandestinidad y del dedo señalador de una sociedad, cualquiera que sea. Se lo merecen los que vienen. Nos lo merecemos los que seguimos aquí.

La comunidad LGBTI va dejando el oscurantismo en varios países del mundo, para ser reconocida y legislada por gobiernos. Pasa a ser respetada como parte integral incluso de religiones tradicionalmente discriminadoras. Y poco a poco, pasará a ser parte no integral, pero parte importante como cualquier otra minoría que se una y enriquezca el quehacer de la Sociedad de la cual ya forma parte activa. Las personas transgénero trabajan, las personas bisexuales pagan impuestos. Las mamás y papás diversos, engendran bebitos y los tratan de hacer felices de igual manera que lo hace cualquier padre que ame a sus hijos e hijas.

Todos tenemos la obligación de reconocer, que nuestro punto de vista, muy nuestro debe de reconocer en los que nos rodean, a personas que buscan la felicidad.

No reconocer el derecho a la felicidad de los demás es, por ende, una especie de violencia. Obligar al escondite al amor de cualquiera es cruel, inhumano y digno de novela de terror.

A mí en lo personal, casarme me da igual pues ya estoy grande. Soy lo que llaman en el supermercado un “señor”, ya no, un “muchacho”. Por mi puente ha pasado mucha agua. Ya he escogido cual es mi lugar en el mundo, caudales de amores y desamores han sido turbulencia y paz en mis aguas, sin nunca buscar el beneplácito ni la aprobación de nadie excepto yo mismo… y pues sí, ha sido en ese aspecto una experiencia rica y libre. Casarme hace la diferencia?. Para mí, talvés no... ya veremos. Pero para los que vienen? Sí. Y mucho. Verán en mí esperanza y eso quiero ser. Esperanza en un mundo mejor. Un mundo de gente responsable, transparente sin dobles morales, que está donde quiere estar y defiende quien es.

Abrir el paso a los demás que vienen creciendo es prioridad. Que encuentren un mundo con menos discriminación. No basta vivir sintiendo que la cosa no es con uno. Claro que sí es con uno. Si no es uno mismo, son los vecinos, los hermanos o los familiares, o los hermanos de los cuñados o quien sea. El miedo a lo diferente no debe de ser una razón para rechazar. Debe de ser una razón para acercarse y aprender. Enriquecerse. Reconocer en la diferencia del otro, el valor del mundo.

La homofobia es en última instancia eso: miedo ilógico, o sea una fobia sin razón coherente. Que se traduce en miles de explicaciones sin sentido, basadas en conceptos que son relativos a la forma de ver el mundo de cada quien.

Sin embargo, debemos todos de hacer un acuerdo con nosotros mismos y aceptar, que la lógica de vida que hayamos escogido no debe de imponérsele a nadie más. Que todos tenemos derecho de buscar nuestra felicidad y demostrar nuestro amor a los cuatro vientos. Y aprender a descubrir en las diferencias de los otros, lo sabroso que son las diferencias mías con respecto a los demás.

Es un discurso profundo, porque nos obliga a enfrentarnos con nuestros miedos, con nuestros propios estereotipos, pero nos asegura un premio: expande nuestra calidad como individuos, nuestra capacidad de valorar a los demás y nuestra riqueza como Sociedad.

Greek Katastrofí - καταστροφή Septiembre 2015, 2015 7.41 am

Crisis "a la europea".

De las cosas más difíciles de entender para un latinoamericano: una crisis en el viejo continente. Quiere uno irse a sentar en un café pero no hay espacio en ninguna mesa. Todos los restaurantes llenos, tal vés el consumo por persona haya bajado; eso no se ve a simple vista. Pero de que siguen saliendo los europeos a pesar de la crisis, siguen saliendo.

En la América Latina, la crisis se vive de una manera más dura. Cuando decimos crisis, queremos decir que no podemos pagar las facturas necesarias de agua o luz, la escuela de los niños. Las medicinas que usa el suegro o las cuotas de la casa que le debemos al banco.

Aquí crisis puede ser lo anterior también, pero el concepto que es nuevo para esta generación de jóvenes europeos significa regresar a la casa de sus padres a vivir bajo las reglas de papá y mamá (cosa que en el sur de europa es, por cultura, un fenómeno fácil de encontrar con o sin crisis). También significa poco o ningún acceso a trabajo formal para desempeñar los estudios que tienen. Pero hay un concepto más extenso de crisis, es decir: si no tengo el presupuesto de vacaciones en el extranjero, si no puedo cambiar el segundo vehículo o si me veo obligado a vender la tercer casa que poseo. Esta última sección del concepto crisis no lo entiendo.

Por regla general, quien se queja de no tener trabajo pero sigue gastando dinero en cerveza y cigarros, pierde mi credibilidad. Quien vive con el último automóvil del mercado y se queja por el precio de la gasolina, está hablando paja. Sin embargo sí que existen las víctimas de la crisis. Los enfermos, adultos mayores y desempleados. Todos con el peso de verse desprotegidos y sin medio de subsistencia.

Ayer fui al Mall de Atenas y casi todas las personas caminaban con compras. Adolescentes normales en grupos con su café Starbucks de 4 euros mínimo y todos los cafés llenos. Reacción ante la crisis de la clase media, a la cual se le activa el botón show off, o prueba insofacta de que hay un segmento de la población a la que no le afecta absolutamente nada. La imaJgen se repite en las calles y en las pequeñas ciudades satélites de la capital griega. Jóvenes sanos sentados todo el día en barcitos tomando café y jugando "tablí" y pensionados haciendo lo mismo en los "cafeníos". Los alemanes no entienden este estilo de vida para nada, y no los culpo. Hay que entender el valor del sol y el cielo azul, para poder ver escenas de despreocupación y gozo como éstas y no juzgarlos mal. Uno que sabe de playa y árboles, de animalitos y lluvia, puede entenderlo. Pero aún así, en latinoamérica se trabaja durísimo y no tenemos mucho tiempo para tirarse a las 3 de la tarde a chismear en un cafecito de la tarde "eterno" aunque la cultura así nos lo pide.

Las más de 3 mil islas en el mar Egeo tienen similar condición de crisis, sin embargo bajo el sol mediterraneo permanente, es menos obvio en comparación de los grafitis y el sabor urbano de Atenas. En islas como Santorini y Mykonos el turismo tanto local como internacional, mantiene un maquillaje jet set para un turismo premium, así como para un vacacionista local que prefiere las tradicionales islas cercanas. En islas como Siros, Milos o Samos, se ven los locales como siempre tomando café y dejando pasar las horas. Esa es siempre la vida en las islas.

Si algo ha sido irónico en este mes, que he sido testigo de esto; es ver a los griegos en crisis reaccionando frente a los refugiados sirios que van llegando a todas las islas con hijos en brazos, en balsas, con hambre, sin nada más que su propia vida. El maquillaje se les cae, porque ven la cara de la crisis de verdad. Y quedan con poco margen para quejarse sin sentir remordimiento.

Rasurándose en al orilla de la playa, durmiendo en tiendas de campaña bajo el árbol de Sócrates en la isla de Kos, al frente de la ciudad turca de Bodrum, cientos de cientos de sirios siguen llegando. Un barco del gobierno griego pasa por las islas y lleva a estos refugiados a Atenas, para que no afecten a la gallinita de los huevos de oro que es el turismo. Y el barco atraca en Pireos, el puerto al sur de Atenas dando paso a estos refugiados vía tren hacia la frontera norte.

Llegan los nuevos habitantes de la Europa del futuro. Exiliados y musulmanes en su mayoría, clases medias pagan 'coyotes' para que los saquen del medio oriente y se convierten en blanco perfecto de discriminación. Vi al imigrante cansado, desesperado y desesperanzado. También vi al refugiado con teléfonos inteligentes en la mano, rímel en los ojos y lápiz de labios, tatuajes y entrenados de gimnasio. Esta ola humana es muy diversa y todos sin excepción víctimas de guerra. Muchos han terminado como Aylan, el niño sirio boca abajo que apareció en la playa, sin vida. Los demás mueren sin ser fotografiados, pero mueren cada día de la misma manera que Aylan.

Todos empujados hacia Alemania atravesando al menos 7 países, es lógico que nadie quiera quedarse deambulando por Grecia. Ya tienen los griegos sus propios problemas. En la isla de Kos pude ser testigo de refugiados desesperados por sus papeles migratorios para poder seguir la lucha, ante un sistema colapsado de burocracia al estilo del ritmo folklorico "zorba".

Catástrofe humana. Catástrofe política. Catástrofe económica. Hoy, el ciudadano de aquí solo puede sacar 420 euros por semana. Los controles bancarios no me son ajenos pues yo los viví el año pasado en Chipre cuando la troika europea intervino la isla de Chipre.

Catástrofe, que significa justamente en griego καταστροφή (destrucción). La cuna de la democracia ha colapsado ante nuestros propios ojos. Y hoy, setiembre del 2015 el país que vio nacer la democracia carece de Gobierno y llaman a elecciones en las próximas semanas. No fue suficiente llevar hasta el borde la unión de una Europa tambaleante, alardear de un regreso a la antigua moneda llamada "dragma". Grecia dará más de que hablar y no exactamente cosas buenas. Un sistema de producción severamente destruído por las medidas aplicadas de austeridad han dejado a los sectóres económicos ahora más que nunca vulnerables.

Como en todo el resto de Europa, los jóvenes son los que darán la cara y creo yo que con esa fuerza que tiene la juventud en todo el mundo, crearán nuevas salidas. Las generaciones viejas ya tuvieron su oportunidad y la dejaron pasar. Al menos aquí.


Lost in translation January 23, 2015 12.52 pm

When you say nothing at all.

International events are fun because it is like a rally where you have to deal with people from many countries in a short period of time. You have 3 seconds to figure out with who you are talking with. A mix of culture, personality, horoscopes, theater in the same place.

I cannot dare to say that everybody is the same depending of where they come from, but after 10 years doing it, it becomes less stressful to understand, at least faster, who is in front of you. I don’t believe in rules so always give myself the margin of error to be mistaken.

There is no doubt that the more you deal with people from the world, who are different than you, allows you to expand your mind in many directions and also helps you to stop judging so hard and so fast. Everybody have their reasons and motivations. But at the end, we are all moved by almost the same goals: make a living for our families or us, be appreciated by the job we do and follow our careers, feel that our loved ones care about us and we care about them; and flirt (did I just write that). Not so different from continent to continent. Some variations may apply.

However the barrier of languages sometimes separates us from each other. Something funny happened to me in Paris last year at the end of a work day, when I went back to the Exhibition Hall at an international activity and I saw this man with a frustrated face who were lost and trying to get some help from the nonexistent crew. They were all gone. When I approached this 50 something newbie in the exhibition world, I bet he would speak English and he answered to me with 3 sounds. I tried in French and in Spanish, and then his face was even more frustrated, but he said a Greek “no” (something like ‘ohee’) and I then replied in my basic Greek. The man, surprised, asked me where he was standing; where the exit was; where he could find help. It is a bit difficult to find Greek speakers randomly in the streets out of the Mediterranean zone. I get it. But been lost only speaking Greek, is a challenge!.

The non-English world: As weird as it sounds I loved being in China last year for the reason that I found a place where speaking English is not the rule; so, using signs, faces and theatrical charades you might express what you need. This happens in Turkey as well, this country who is a bubble in itself consumes internally the music they produce, the food and brands they manufacture and therefore the language is not English oriented. Funny enough, if you ask them for English they say yes, and then they try to help you in Turkish as if you understood. I think is sweet. But when you move this same reality to Russian non speaking English people, I got afraid while making reservations in a hotel in Moscow and 5 out of 6 hotels didn’t speak nothing but Russian. I cancelled my visit automatically; I’m not ready to be lost in a big city with nice but stressed Muscovites that I cannot communicate with.

When we pass the words and we enter into the body language, the communication becomes even more interesting. The sound of the voice, the volume and tone. Swedish “hey” makes me always laugh, is like ´when you see your best friend´ sound. Always when I hear Ukrainian people speak it sounds to my ears like a child spoiled by his mother, is a beautiful sound. Hebrew speakers make the same sounds as when I am sick and gargle using Listerine to clear my throat. Loud Filipinians, loud Americans, loud Cameroonians. Love them all. Hear the fashion mode of the Italian sounds, the monarchic sounds of British accent and the African French, which is super exotic but still brings many of their sounds to the pronunciation. I would never forget when I saw in a TV channel of South Africa, while visiting Port Elizabeth, to hear the news presenter pronouncing a letter just like if you used a bottle opener to open a CocaCola glass bottle, that same sound of kids trying to imitate a horse run. Indians speaking English: a challenge, you all know that, but I try hard and they feel it.

Watch out with what you do: I learned that any time that any hand enters in the space of the head meant that the meeting should finish soon. Any touch on the face can probably show a difficult decision or discomfort and a laid back sitting on the chair could show me a good sign of friendship or lack of interest, or both. Looking at the eyes of the others, depends the culture: you can maintain your sight with Americans, not with Asians, sometimes with Persians but not so persistent, must not with Arabic women unless but a must with Brazilian ones to show you take them seriously. I do eye contact only a bit with Germans for not looking crazy but totally with Africans to show that I follow the conversation. Show a little smile with Latin-Americans to demonstrate agreeable presence, not with Europeans they might think you are finding funny what they seriously explain to you. While serving a drink, do not serve yourself in front of Japanese person: you serve the other first; otherwise you might be taken as a selfish child. All controlled… not really. Always something escapes from the radar, and then you learn something new. It is a learning process.

The art of your hands: Hiding your hands is not good in almost any culture. But the way Hispanic people use the hands is like telling a telenovela. If you want to say “liar” to a Belgian just put your finger on the top of your cheek and grab your eye. When joining all your fingers together vertically in Latin America might mean a quantity reference to “full”, but in Italy can easily show a “what are you talking about” sign. Asian head movements always confuse me for the respect they represent, every time you say hello, put your head a little head down, same with thank you, nice to meet you or good bye. But in India the head movement for “yes I hear what you say”, is American head movement for an ironical “no” or “what everrrr”. Funny enough the Middle East eyebrows movement to say “no” paired with the sound of a little squirrel, is not comparable to anything I know. I do it now however, so you finally adopt stuff like this.

High hills to the table: Not to mention when I bring to meetings beautiful women and have to deal with the charming Argentineans who normally are dressed as perfect monarchy for these shows, just like taking out of the box from Barbie. The gentleman from Mexico, where a lady will be focus of all attention but not so much taken into consideration for the decisions but any colleague will be taking decisions automatically if they are your closest “compadre” (close friend, sometimes family). Caribbean voluptuous curves are fine to show at any time, do not lose your concentration on any neckline. Do not touch anyone, unless they are Cuban, very touchy people and nice to deal with.

What not to wear: My experience with clothing is not conclusive. I never judge by things people wear and always treat everyone the same no matter what they look like, after many surprises that was my lesson: I took that, as a rule. I met billionaires from South America using only sandals, no haircut and a shirt. Normally it’s possible to see, important corporate CEOs from North America, using just a t-shirt and casual kaki trousers. Even owners are less formal than anyone. Usually you find Mexico important ones using traditional almost boring old suits, same as in Central America. Flashy sparkly shoes and suits from Middle East, the more east country the more shiny you get. I saw perfect long haircuts from European high positions and military like haircuts from low positions, vice versa for Americans. However don’t get surprised if the Holland and Danish people will bring their designed yellow shoes or their metallic weird glasses and accessories, to go out of the norm and look sharp designed and ultra-contemporary. I saw exsoviet ladies always with miniskirts and perfect salon like long hair. I always see people's watch, shoes and believe it or not: nails. Do you eat your nails?. Hum, you got a little star from my side. :D

Finally we come to the conversation line or ideas trend. Oh god, help yourselves. While we in Latin America can have a conversation of 5 topics at the time and we jump from one to another (inappropriate jokes involved), we explore ideas from the number one to the number five, come back and forth. Usually central Europeans go one by one, following a logic order of relevance. French people don’t really want to hear stories about anything but what we have to deal with, but if you do that in Latin America, probably is because you are rude. African people joke as I wish I could do all the time, but if you are Egyptian, Lybian, Tunisian or from the region of Magreb, we talk about business only and seriously, to the point, no time for gossip. Greek, the opposite and Latin-Americans can easily talk about everything and then forget that they had to do business. Chineese will double check on every line, so they demonstrate they are understanding and you ensure that, if you didn’t know this, you will think they are playing a game with you!.

I swear nothing I saw is a lie, but is far to be the rule. Generalization is a mistake, but somehow it helps to explain our worlds.

See you in the next International sales show :D

Los temas de alcoba
Octubre 8, 2014 5.45 pm

El arte de amar.

El sexo bien dice Khalil Gibran desde Líbano, que es una canción de libertad, pero no es la libertad. Gracias Gibrán por la visión de mundo que nos dejaste y que cayó en mis manos a los 19 años de edad.

Diay sí! Hablemos de temas de alcoba. El mundo tiene el Premio Nobel más joven de la historia, una niña musulmana de Pakistán. ISIS avanza amenazador tomando ciudades de varios países en el Medio Oriente para implantar un estado ultra religioso y haciendo que se unan etnias kurdas con sus archienemigos vecinos para combatir juntos en un solo frente. El brote de ébola alcanza el record histórico invadiendo las 3 capitales de África Occidental. Beijing trata de callar los universitarios de Hong Kong que piden poder elegir sus líderes políticos en vez de escoger entre los que les quiere imponer el gobierno Chino. Se derriten los glaciares a una velocidad que en 10 años supera la de 100 años pero se construye en Bolivia un megaproyecto mixto de energía renovable. Miles de parejas del mismo sexo se pueden casar en más y más estados de los Estados Unidos y en Costa Rica la Caja Costarricense del Seguro Social aprueba normativas para que todos sean iguales ante los ojos del seguro de salud universal que cubre a los felices ticos, quienes serán todavía más felices: la Universidad de Costa Rica determina que aproximadamente el 12.5% de la población es diversa sexualmente. Hablamos de más de 400 mil personas. Si le choca el dato, bienvenido al 2014, donde estos datos están disponibles para que usted lea y se eduque. No es magia negra, se llama naturaleza humana e identidad de género al estilo criollo. Ahí mismitico en su terruño, en su provincia, en la escuela de sus güilas, en el barrio más tuyú y también en su iglesia. Ahí mismo.

Curado de milagro: Ve vos! Tanto que pasa en el mundo y tantos temas que podemos escoger para enfocarnos y compartir. Nos inunda la información y no dejamos de pensar en lo que vemos o leemos, entramos pues en una era saturada de información donde uno oye hasta lo que no le interesa. Pues bien. Aceptemos la realidad, así es la cosa en estos días: se entera uno de que la tendencia sexual se revierte en el mismísimo suelo tico. Alguien logró revertir la ciencia del deseo, la bioquímica cerebral, los instintos naturales. Es como una pintura de arte abstracto: uno sabe que es arte pero lo interpreta según los ojos propios. Aunque no lo crean, yo sí creo en milagros (eventos sin explicación), pero justamente para ser milagro deben de carecer de explicación alguna! El “curado” explica intervención divina para curarse de esta enfermedad diversa. Como si dios no tuviera suficiente en qué ocuparse como para ir a intervenir con las necesidades carnales del muchachito de Pital de San Carlos. Luego hace referencia a su feliz y orgullosa mamá. Los patronos del joven lo ponen al frente de la televisión nacional contando su feliz historia y rematan con declaraciones desafortunadas que insultan tanto a creyentes como a toda una comunidad de más de 400 mil personas sólo en Tiquicia, mismo % a nivel mundial (vivan casados, vivan solteros, se hagan monjes o se hagan activistas: es un componente humano repetido en cada rincón del mundo desde el inicio de la historia).

En fin, el 12.5% de la población diversa de mi país tendremos alternativa de cambio, cuando nos moleste la diversidad que corre en nuestras venas, o claro está, cuando nos lo soliciten nuestras familias por el qué dirán u otras razones. La vía fácil es: no enfrentar, postergar, ignorar o “hacerse el loco”. A los que nos tocó vivir una realidad diversa, si logramos encontrar la comba al palo para vivir felices, entonces, somos pecadores y ahí empieza el discurso religioso a quemarles la computadora que están usando para leer esta nota. Si la vida nos da limones, aprendamos a hacer limonada, no se botan los limones e imaginamos tener manzanas. No se cambia el mundo con mentiras. No se cambia el mundo siendo indiferente. Se cambia el mundo siendo responsables, tomando acción y siendo agradecidos por lo que tenemos y lo que somos.

Gratitud y acción: Hay que esforzarse por descubrir lo bueno que tenemos y de aquello valioso de lo cual estamos hechos, lo que practicamos en cada una de las aristas de la vida: crecer cada día como pareja, ser mejor hijo, ser mejor amigo, ser mejor empleado, ser mejor ciudadano, convertite en el mejor ser humano que podás ser. Nada de lo que acabo de citar se relaciona con nuestras camas!. Oh coincidencia!. Y saben por qué?. Por qué los temas de pasión son de dos: nada más. No existe eso de: sea lo más heterosexual que podás. Eso no tiene valor para nadie porque no incluye un servicio a nadie. Al escuchar comentarios de “cambios divinos” en identidades sexuales, yo reacciono cuando le decís a las mamás de niñas y niños diversos, quienes desde el kínder o en el colegio se muestran con intereses diferentes a la mayoría, que no hay futuro. Claro que sí lo hay, un futuro brillante, con un brillo diferente y talves alumbre más porque su luz es verdadera. Sí hay manera de ser feliz, siendo uno mismo (todo lo que signifique ser “uno mismo”). Más de 400 mil personas en mi país han de leer esto y entender de qué hablo.

El gurú: Son temas de piel y tan importantes para el ser humano que 5 mil años antes en el Kamasutra quedaron impresos los pasos a seguir para amarse. Si no leíste nunca el Kamasutra y te conformaste con los dibujitos, tampoco hiciste ningún avance!. El libro en sus primeros capítulos muestra cómo hablar y comportarse en público, qué características tener para ser valioso en la sociedad de ese tiempo y en fin, cuando te encontrás un libro tan antiguo, le ponés atención. A ese libro le debo yo el haber conocido los atributos de los buenos amigos, entre ellos: que no cambian con el tiempo, que no son codiciosos con tus cosas, que hasta se heredan de amigos de tus padres, que dicen siempre la verdad y que saben guardar secretos. Son libros que nos dan pautas y que se deben de leer con discernimiento. También la biblia lo hace: no coma cerdo. Achará los chicharrones y ahora sí nos llevó candanga. Me refiero a esto último porque cada vez que me sacan la biblia con una línea, les recuerdo la del cerdo. Uno no puede seguir una biblia a pedazos y a conveniencia, eso es ser hipócrita. El discurso religioso no se sostiene, menos en un país que presenta una taza de divorcios cercana al 50%. Dios ama al pecador más no al pecado? Señores dejen el juicio final para el final de nuestros días y vivan en paz, sean instrumento de amor y unión, dejen de separar entre azules y amarillos, entre rojos y verdes. Este mundo es de colores y las sociedades como la iraní que han tratado de crear un mundo blanco y negro, han condenado a su población a una pobreza espiritual de la cual todos quieren escapar. Y saben porque? Porque todos somos diferentes. Si no ha aprendido a amar sin condiciones, aprenda. Alguien en su familia podría darle una sorpresa.

A todos nos cuesta, lágrimas, desveladas, sudor y arrugas entender este mundo diverso en el que vivimos. No fuimos entrenados para él, pero debemos tomar control y tomar decisiones sanas, basados en ser felices. No hacer felices a los demás: primero uno y luego los demás. Porque uno si no es feliz, no logra hacer feliz a nadie (póngale mi firma). A mí personalmente, este mundo actual también me ha dejado confuso, sin planes B o planes de emergencia qué seguir, yo también he vivido un poco improvisando a veces. Juntos hemos aprendido por ejemplo a usar las redes sociales y juntos aprenderemos a aceptar las familias diversas. Que tiene de malo? Y la Tierra gira, y el mundo cambia una y otra vez, y uno cambia con él. Seguimos aprendiendo y cambiando. Tenemos la oportunidad de seguir creciendo como personas y enmendar errores. Sí, creo en ajustes, pero siempre con la verdad en la mano y sin juzgar a nadie. Al final el que juzga es Dios o La Vida o El Gato Volador según su fe, eso nunca lo olvido.

Una canción: Uno ya después de tres décadas de lidiar con temas de amor, noches de piel y pasión tiene alguna experiencia en ese departamento de la vida. No es el más importante claro está, pero despierta un espíritu comparativo. Los seres humanos entendemos nuestra intimidad comparándola con la intimidad de los demás. A quién le importa cuántas veces hacen el amor los vecinos?. Pues a nadie verdad?. A menos que, seguramente, hagan el amor más que usted! Esto provoca de inmediato una autoevaluación de su propia intimidad. Un poco me da risa escribir de esto porque me acuerdo de casos que he conocido, donde cada uno entiende su mundo según su crianza y sus propios valores.

Lo cierto es que la sexualidad es como un arte y todos somos canva en blanco. Digo arte, porque se necesita talento para desarrollar una sexualidad que sea como dice Gibrán, una canción. Una canción debe de ser melodiosa y yo sé que existen canciones feas, pero el oído detecta qué es bello y qué no lo es naturalmente. Por eso, para el arte en la cama es necesario desarrollar habilidades en los sentidos del tacto, el oído, la vista, el gusto y el olfato. Se necesita generar confianza psicomotora, poder tener manejo apropiado del plano tridimensional y además manejar la autoestima, seguridad en sí mismo y empatía para entender el sentir de los demás. Es un arte! Y claro está no todos somos artistas.

Arte Privado: Pero entendamos una peculiaridad de este arte: el público es muy reducido, casi siempre uno sólo: la pareja. Ya cuando metés a la mamá en esa obra de arte empieza a mostrar errores la canva y se derriten las pinturas, peor todavía cuando usás tu arte como arma de guerra condenando a los demás artistas porque no pintan como vos. Tengo que escribir al respecto porque sé que ayer mismo la mamá de tantos tiquillos diversos, tendrán una nueva arma: un milagro viviente. Sí se puede! Sí podés cambiar tu tendencia – dirán las mamás con cruz y clavos en mano - . No puedo pensar en los adolescentes que venían convencidos de su identidad a contarles este mismo mes de Octubre 2014 a sus familias, su verdadera identidad quitándose un peso de encima y compartiendo su verdadero “yo” en un acto de amor revelador, un acto de generosidad de quien vulnerable, devela su alma a quien ama. Hoy, este adolescente, tendrá también que explicar cómo existen casos de conversión divina.

Y así es este tema. Un tema delicado y sensible, mezclado con valores, moralidad y libertad. Para mí, muy personal. Algunos, lo relacionan con sus creencias más profundas: con los mismos dioses de su religión, sean budistas, cristianos o musulmanes. Yo pelo los ojos cuando me cuentan ritos de cama de ciertos países musulmanes, que incluyen vueltas en torno a la cama antes del acto… y bueno… podés creer en piedras, pero no me las tirés a mí.

Nosotros en América Latina, relacionamos nuestra conducta en la cama, como resultado de una buena crianza? Según entiendo hasta metemos a los papás en ese tema. Un tema que no puede estar más lejano a ellos. La cama de ellos es de ellos. La cama mía, es mía. Cuando un papá o mamá se contenta de su conducta sexual, de nuevo veo una miopía en el foco de atención de nuestras familias. Peor si metemos a primos y vecinos en la fórmula. Lo medular e importante se deja de lado para juzgar a una persona por lo que hace en su intimidad. Deja de ser importante quien ES en todas las aristas valiosas de la vida y queda una alcoba con patas?.

Aprendamos a ver a las personas integralmente, que no nos gane el morbo, ya no estamos en 1950. Enseñemos a nuestros hijos que la identidad sexual es una característica como tener los ojos cafés o negros. Detrás de cada persona diversa existe un individuo que trabaja, que tiene fe, que mantiene su salud, que posee alma, que comparte con amigos, que controla sus finanzas, que quiere comprar cosas, que estudia, que se recrea. Tantas aristas que tenemos los seres humanos, para finalmente preferir hablar de una: lo que hace bajo sus sábanas.

Si no podés hacer esto anterior, estás condenando al oscurantismo a una nueva generación que merece ver a las personas por lo que son: seres únicos e irrepetibles con la oportunidad de buscar su felicidad sin ser juzgados.

Newborn in times of war
July 17 2014 1.28 pm

What lesson of peace can we give?

My friend’s baby has just born :D ! Long the wait and a happy end for this beautiful new baby.
A little human being that comes to the city of Tel Aviv. He has a weight on his back already. He has no guilt and his soul is clean, but for the eyes of many, this little baby is part of a war. Does he have the right to give a damn about this war?. He will receive the pressure of taking a position. He will receive an education and he will learn it well.

If something has the conflict of Palestine and Israel, is the polarization of our opinion. We all take positions, but we don’t suffer any bombs. It is so easy to give an opinion when you don’t have to leave your mother alone in the house fearing a bomb on her building will cut her in pieces, or stop your job responsibilities because there is an alarm of rocket at least 5 times a day. I remembered 2 months ago when I met a Palestinian young girl who came for an art seminar on graffiti here in Nicosia and I had to ask her how she flew away from Palestine. The story included 24 hours, 3 different busses, check points, the airport of Jordan and many sad feelings of being a second class citizen with no right of free movement. I so remembered her when I was passing checkpoints and using public transportation!. I understand her now.

I took my bags 3 weeks ago and went to the lands in front of Cyprus, now Israel and Palestine, before called many different names. That land changed name to each empire and each century. I saw with my own eyes the never ending, always changing city epicenter of Abrahams’ descendants, Jerusalem. The modern, contemporary diverse and cosmopolitan shiny and growing Tel Aviv. The Greek orthodox monastery of Agios Gerasimus at the skirts of the controlled city of Jerico, the Dead Sea floating experience for 150 shekels and the Arabic looking, women’s face-covered ancestral city of Bethlehem.

While walking the Jerusalem path of Jesus at the Via Dolorosa, I could not avoid thinking at my mother and our tradition of this same religious ceremony every Easter. The house of the grandfather in the Atlantic town of Sarapiquí of my home province Heredia, would transform itself in a 12 column prayer stations, where between coconut water, cousins and hamacs, we would replicate the path of Jesus at that same Vía Dolorosa. I took my shoes off in honor to that memory and found a group of peregrines with a big cross that I followed all the way into the holly path, stopping in every corner. In the middle of smelly meat, delicious shawarmas and expensive jewelry. My little tribute to the memory of my family ended when I asked to a young happy Israeli who was Jesus and he barely knew all the background. This made me smile because I confirmed that religions could divide us but I would not fall in the trap. He told me that “they even have a funny story that he was walking on the water? I guess?”. :D He also made wine from water, I replied back and we said goodbye. I don’t blame him at all, I have no idea of the Torah book, and to be honest, when I entered in a church, I saw the division of Christian faiths: Armenian, Coptic, Syrian, Catholic and Greek. I have no idea of the differences between all of them.

The neighborhood of Rishon Le Zion with its many commercial centers and dormitory buildings was to me a south extension of Tel Aviv where I had arranged a meeting with a huge supermarket company with 200 sale points in Israel only. Usually anywhere I go, always profit for finding an opportunity to greet personally potential clients for food products. This also allows you to find a business twist, discover new neighborhoods and see how people actually live and work in every place you visit. Everybody I spoke, told me not to rent a car. Dangerous and risky for a tourist they said. But against all comments, I felt safe. However I started to share a fear I forgot since I moved out from Costa Rica. In my little tropical homeland, everywhere you go, the first thing you do is to check for the exits of the building in case of an earthquake. You get used to it, but becomes like a little paranoia. So I kind of remembered that same feeling of constant threatening not by earthquakes this time but by the escalating violence.

Since the first moment I put a step into the airport of Cyprus I got the message, the security measures from the airline were new and extreme. The line of passengers was divided into five different lines, and each of the lines got a mini interview. The answers to my interview were compared and validated with the answers of my travel companion. Then in the Israeli airport, surprise, the passport stamp from the visit of Lebanon became 4 h retention for reviewing your past, your iPhone contacts, your motives of traveling to Arab countries… and more questions. Some of them non sense. After this welcome, I basically interview everybody I met. I wanted to confirm if there was any possible solution to the conflict as per the population of these lands. The answers I got were impressive, from every point of view. All answers I heard carefully and were not interrupted by my ever growing doubts. All answers finished with my “thank you my friend” in Arabic (shukram zadiki) or “thanks, nice to meet you in Hebrew” (todá, aiá kef lirot otaj). Then, a big smile.

I never imagined in my 35 years old that I would meet in Bethlehem Christian Palestinians. I am catholic, so I am familiar with the Christmas beautiful decoration for Christmas, the inspiring stories of the angels, the three magicians who saw The Star as per the bible book. My father refers to that Star on Bethlehem with the face of a 3 year old child, still now. But these inhabitants were telling me other kind of stories. The stories of how their grandparents lost their lands and became refugees in their own land, how the olive trees got cut and walls started to divide the lands. Not a very new story to me, since I see everyday with my own eyes the conflict of the Turkish invasion to the lands of the Republic of Cyprus and I find here similar stories with no happy ending, same level of pain, feeling of frustration, injustice and desolation. These were protagonists as well, of other story. A story of the probably most complicated conflict existing.

The contrast of answers I got was extreme. From the Israeli business man confirming that “the others want us to be in the sea” to the Palestinian educated in Spain universities saying that “anyways my family is from the Canaan tribes and we are the true and original first owners of this land not the Arabs, read the bible and you will find the truth”.

What? So wait. True owners. I understood at that same moment that there is not one truth but many of them, and all believe that their truth is “the one and only”. That’s a new concept that reminded me of YouTube videos, if you look for the “story of the empires” video, you will see how every Empire in history is represented by a color and the land of Israel changes colors and owners every 2 seconds.

I took my rest in the public market of the city in Bethlehem: same as any Latin-American noisy fruit market. I could easily start screaming “lleeeeve barato el chayote” (buy cheap chayotes). Just add the Arab music that makes you catch the rhythm, covered beautiful multicolor veils on the adult women and Muslim prayer times. Everybody continued selling candies, fruits and meat. I bought a watermelon and sit in the middle of the fruit resellers. On the wall in Arabic you could read a confirmation that none of these products were Israeli produced. Oh well, thanks for the information. Not very useful. Cut the watermelon in pieces and little children started to come to say hello. We offered pieces of watermelon and suddenly we were part of them, fruit resellers came to make a conversation in Arabic language and smiled, touched my shoulders and I felt welcomed. I was welcomed. Palestinian appreciate visitors and they are used to them but when you enter in contact with them you see that old human warm as when someone thanks you for being there.

One of the questions repeated to Israeli people everywhere, was to say one negative side of living in Israel. I didn’t get any answer to that. They all thought but nobody could tell me one. I felt a bit picky since I have like 20 reasons for not living in many of the cities I lived before. These made me think that it was a beautiful place to live if you are Israeli. A very beautiful teacher woman of the Palestinian side of Jerusalem confirmed to me this thought. She said life for a Palestinian depends on the “green cards” or “blue cards”. Hum. At the airport, I got a blue card, so I understood the concept of this veil-covered new friend, but she explained to me the opportunities of a good job depend on that as well. At 10 pm in the night, she was with her male company watching the Jerusalem panorama at the Olives mount. It was romantic as a picture, a muslim couple in a romantic moment under the moon. I forgot any conflict. Those two were in love.

I was very curious of why people say that “we know by looking at the face if someone is Israeli or Palestinian”. I could not get it and those comments reminded me of comments I heard while living in Port Elizabeth in SouthAfrica. How to know the origin of someone by the looks of the face, especially if you share a lot of your genetic with them! Is it the hair style?. So I get one hairdo from a local hairdresser and told him, do it as a football player, because we are in the World Cup times. Very well invested money. :D . Anyways, that I could not get, but I found a lot of symbols to show the origins you have. A 30 year old male from the ultra-orthodox community showed me his head side-hair-style curls folding them up and down with his finger while walking and explaining a bit of the pressure of his family to continue the traditions and cope with modern life. I paid attention but I thought that maybe he was exaggerating until the next Saturday I ordered a coffee in a hotel, where they don’t use the machine for espresso since it makes sparkles and they cannot generate energy on Saturdays. My friend, you were right!.

Nothing is as I expected. There is too much going on in every direction. Should I stay in Israel Palestine to really get it? I asked myself and wished life brought me again to this land made by God and divided by mankind. We think we own lands everywhere. Do we?. And yet, many of my Israeli friends insist Palestine never existed, many of my Palestine friends insist Israel should not exist at least on their lands.

I understand then that coexistence in Israel and the Palestine will become more difficult. While people on the ground have families and children as everybody else, they work hard and have dreams; the economic interests are moving decisions now. Is not anymore about the people on the ground, as I say to my Cypriot dear friends. People is good. Politics not so much. Is difficult to watch so much violence in television and not feel pity for one side, but I understand both sides are captive by this conflict. Those who are born there, like the new born little friend at the beginning of this story will inherit this conflict. Those who are born in the Palestinian side probably have a familiar that is dead in this conflict. When my little Israeli friend meet the newborns of Palestine, how will that encounter be?. Today, with one week of life… their minds are blank. They will learn what we teach them. Educate for peace.

Two days before I came back to Cyprus, the protests started and violence escalated. Three kidnapped Israelis found killed. One Palestinian burned alive from extremist citizens as response. My Facebook started to be filled with opinions, pictures, articles and claims from both Palestinian and Israeli contacts, I love my friends from both sides. They love me too. But real life is not Facebook, you cannot just follow and unfriend your neighbor. You have to deal with it, not kill him-her. I am from Costa Rica, we have no army, I hate armies, I fear guns, bombs, and the worst are those bombs that cut you in two. Why they even exist? Does anybody know that if you touch my son I will also become a murder of yours? Killing people is multiplying the number of potential murders of your family. Killing is not the answer, because it will extend the conflict and not solve it. That day, the east side of the wall in Jerusalem became full of army forces. Hundreds of Palestinian adult women and girls came to protest about their men and sons lost or imprisoned. The golden beautiful mosque closed the doors for tourists that morning. I am “westerner”, whatever it means, because I was born in LatinAmerica. So, am I here a target?.

People are taking violence as escape of their frustration. From the moment that you started reading this, 10 people have being direct and indirectly targeted by rockets from both sides. Yesterday 100 people died and other 100 did not die because they have a system of protection, but rockets were intended to kill them. Numbers that you don’t really pay attention to, unless, one of those numbers is your son.

El padre y el hijo, una lección infinita
Junio 16 2014 1.08 pm

Papá quiere ser como yo y yo quiero ser como mi papá.

Escribir sobre mi papa es difícil. La gente que esta tan cerquita del corazón me saca sentimientos fuertes y es inevitable que se me agüen los ojos.

Papá no es un ser humano perfecto, pero yo que lo conozco muy bien diría que está cerca de serlo. No tener mamá durante su adolescencia y adultez le dio una sensibilidad fina y un sentido de la vida muy sabios. Ese papá tan fuerte que le crió le imprimió un sentido de trascendencia, trabajo duro y honor. La historia de nuestra familia ha estado llena de agridulces momentos, muchas luchas. Con cada una de esas duras luchas nos hemos fortalecido todos.

Con esa humildad de las mentes grandes, hoy en el día del padre al cruzar yo la mitad de la vida, mi papá me pide disculpas por algún error que hubiese cometido en el transcurso de la vida conmigo.
Yo escuchándolo pedir disculpas a través del teléfono al otro lado del Atlántico, me siento en una terraza mientras veía al sol detenerse a espiar nuestra conversación. Me explica que él antes de ser Ingeniero, tuvo que ir 15 años a la escuela; pero como padre, me aclara, no se recibe educación alguna antes de criar a cada hijo.

Y es cierto. Mi papá tuvo que irse ubicando con cada uno de los hijos, porque ninguno se parece a los demás.
Ya lo predecían los hilos bordados en la ropa para poder distinguirla. En nuestro hogar, cada quien tenía un color para identificar su ropa, evitando así que se confundieran las prendas. Mi papá celeste, mi hermano el rojo y yo el verde, mis hermanas amarillo, rosado, mamá fusia. Y así fuimos todos: diferentes e irrepetibles. Diversos como los dedos de una mano. Todos especiales y únicos, una mezcla de virtudes y defectos balanceada.
Algunas de esas características curiosamente, heredadas de ellos mismos, otros, tal vez regalito que ha pasado de generación tras generación, desde mucho más atrás.

Cómo explicarle a mi papá que este hijo cada vez que se acuerda de un momento feliz, él también está ahí?. Que de él nace mi manía por los botines, la ropa de los setentas y los accesorios militares. Que él es principalmente la razón por la cual me encanta ir a acampar frente a la playa de esta isla donde vivo, es ni más ni menos, porque me siento un niño de 8 años de nuevo, y encuentro a mi papá en la arena al armar la tienda, en el mar al sambullirme, cuando camino por la playa o enciendo el fuego.

Cómo convencer a mi papá, que hoy día, en el bolsillo cargo una navaja, que me conecta directo con él. De hecho tengo tres. Una en la cocina, otra en el carro y otra conmigo. Tres navajas rojas, como las que él siempre me regaló para ser un hombre completo y listo ante las adversidades del día a día.
Cuando juego tennis, en cada raquetazo resuenan sus gritos al corregirme mientras me aleccionaba en esa tortura adolescente de enseñarme el deporte de reyes, el mismo que él añoraba de niño, cuando no tenía más remedio que juntarle las bolas a los tenistas de la época.
Nadie sabe que con cada trazo sobre la canva, se imprime en la pintura justamente una habilidad heredada de mi papá, al igual que estas pocas letras lo son, mi papá también escribe.

Yo al escucharle decir “perdóneme” no pude evitar quedarme callado mientras derramo una lágrima y se me va el aliento. Abro la boca para decirle que no hay de qué disculparse, pero se me quiebra la voz y un nudo en la garganta me retuerce las cuerdas vocales.
Necesitaba una disculpa? La debía de ofrecer yo?
Entre padre e hijo que se aman, sobran las palabras. Los hechos ya hablan por sí mismos. Ambos nos extrañamos, nos pensamos y nos vemos reflejados en alguna cosa que vemos en la calle, en sonidos que escuchamos en el ambiente, en algún olor, algo nos permite conectarnos a pesar del tiempo y la distancia.

Y no se trata de eso el amor?

Hubo días difíciles entre nosotros, probablemente habrán más todavía. Pero no podría ser de otra manera. Crecer duele y nos pone en conflicto. A veces crezco yo, algunas veces crece él. Pero en estos largos años, hemos crecido los dos continuamente y juntos.

Le quise decir que yo no cambiaría nada de lo que nos ha pasado. Ni un día de lo que hemos vivido. Los aceros más resistentes son aquellos que se han curtido al calor más fuerte.
Le quería decir, que yo de él voy a tener muchos recuerdos dulces y agrios, al igual que claros y oscuros son los días. Que lo importante es que nunca nos hemos dejado sólos y que yo lo he sentido así, como un tronco sólido y fuerte desde donde las ramas han crecido aveces estremeciéndose con el viento. Yo he sido una rama suya a veces sacudida por la tempestad, a veces inmóvil, que va cambiando con las estaciones y el paso del tiempo.
Las ramas de árboles de raíces fuertes nunca caen. Tampoco dejan de ser del mismo árbol.

Sus disculpas, me dibujaron la escena del lecho de muerte, en esos últimos días donde los papás ven algún error y se retractan. Hace un mes estuve en el hospital cuidando a mi suegro y en las noches de vómito en la cama de hospital, me acordaba yo de mi papá y de la bendición de que esté vivo y sano.

Pero hoy no era el último de sus días y estaba conmigo al teléfono. Nos están regalando tiempo todavía.
Le dije lo primero que se me vino a la mente: que para mí, verlo feliz, bien de salud y con ilusión por la vida, era una felicidad. Y que no, entre nosotros no hay arrepentimientos. Que sentía por él lo que sentía por la vida: agradecimiento. Que nada me debía, que estábamos en paz.

En este mar de genes y cromosomas del cual está formado mi cuerpo, existe una fuerza cuestionadora y rebelde que me fluye por las venas. No podría ser de otra manera.
No venimos de nuestros padres solamente, venimos de muchas generaciones atrás. Nuestros padres se convierten, en compañeros, si lo vemos en perspectiva a través de los siglos. Somos una cadena y al recordar historias sobre mis abuelos, encuentro historias tan mías, una abuela al escoger pareja queda separada de los suyos... un abuelo a punta de vapor viaja por el mundo para buscar inspiración que aplicaría luego a sus diseños de joyas... y muchas, muchas más. Yo para mi papá soy, todo eso que quiso hacer, este futuro que yo tengo al frente, sé que en cierta forma él lo disfruta a través de mis ojos y lo ve con la curiosidad de un niño.

No seremos nosotros, una repetición de situaciones?.

Yo lo encuentro así y por eso no me doy nunca mucho crédito. Mucho de lo que tengo no es mío. Viene de atrás!. Estos amores por el arte, esta sed de mundo, por entender al ser humano, me conectan directamente con los hombres y mujeres detrás de mí. Nó soy solo yo. Somos una fila que no acaba.

Papá, no te disculpés, quien te debe la disculpa soy yo: Por alguna palabra no dicha a tiempo, por algún momento que pareciera injusto y no bien explicado. Por algún dolor innecesario o herida no sanada. Es parte de una historia de amor. Y amor, ese sentimiento por vos no ha faltado nunca.

Dios me puso en tu camino y a vos en el mío, y hoy somos amigos, caminantes, compañeros, cómplices y testigos. Nos seguimos la huella en este viaje efímero que se llama vida, hasta vernos de nuevo arriba, en el mismo lugar de donde hemos venido.


Y que te quede claro, que cuando te abrace este hijo, te abrazan también todos los que vinieron detras tuyo y ya se han ido.

The art of rejection: how many 'no' will break you down?
June 1st 2014 9.09 am

NO. Niet. Non. Oχι. Nein. Nao.

Dealing with rejection is not always easy. Nobody teaches to us how to survive in a world where being put aside is a sentence for failure. But funny enough as much as I like being accepted as anyone else, my experience did kind of prepared me for any sort of rejection. Loving sales and people as I do, due to its psychological and human elements, I got a pretty good idea of why we get negatives. It is hard to deal with strangers and yet, you need to learn how to put any differences aside: we tend to like people who seam to be like us, and also we love acceptance and approval as good hearted people. If you like being rejected, then don't read this. How did you get internet in the first place? :D

The similar monkeys.

As a child in Latinamerica we say that when ever you imitate someone else, you become like a monkey. I don't even know if monkeys really repeat what they see, but if you think twice, children in primary do. By nature we are tending to follow trends. In the office, in our society or in our personal lives. When you emulate someone, you will have better chances to be approachable for that person. The more different you present yourself, the better chances for a rejection you get. The similarities make us appear as one of the team, therefore, more predictable.

Do not take it personal, is a human reaction.

After being involved in corporate executive teams where subjects are so concrete, or arts where subjectivity is the rule; and sales where it depends on the need of the circumstances, place, client, market, etc., I could tell that the natural reaction of human beings is to say NO. Is so easy than using the beautiful "yes" instinctively. Try it yourself next time you have an idea in a group of people. Most of the times you will get a NO until you explain or convince.

The protection and the fear

Funny enough those who reject the most are those who are more sensitive to fears. The unknown and the weird might become a threaten. Go out of the box a bit and be prepared for rejection. There is a human behavior I see repeat itself : those who are afraid of being rejected, reject first and more often. Haven't you notice it?. Sometimes the more fear someone has, the more violent the rejection. Those who fear the less have no problem to decline you or your ideas, with an alternative, instead of simple no. In the human side, those who risk more feelings in accepting you, will be more careful in accepting you. At the business side those who risk more interests will also think twice to give you green lights.


The change.

"Cambia, todo cambia" (Everything changes) Learn Spanish, people! :D.
A save place is a warm, comfortable paradise for those who hate the unknown. Try to promote a new direction and see for yourself the results. You will find opposition, criticism, enemies and obstacles. We all deal with that in a daily basis. But think on a scenario where you have to stick with one reality. Is like being dead or frozen. Not for you? You like change and development? Then learn to accept rejection. Period.

The perseverance : our sweet revenge.

Is just another 'no'. One of many, you will have on this lifetime. Cope with it and stop crying
How many no's you will have in your life?. Uncountable. Either for a job interview or a simple flirt in a bar. Deal with it. It is normal to get a no. It makes you stronger.
I always remember a group of children coming to an art exhibition guided by their teacher. Children always tell the truth huh?. Well these did say the truth. Some of them hated my paintings, some of them loved the same art work. Just like a good comedy, I sit and watch them go through the different colors, shapes and figures on the canvas and hear their evaluation. Did they know about art? Not really. But do they know what they like?. Yes. They did. Art gives you that rich experience of judgment. The same art piece you show is approved and rejected million times. Bought by some and disgusted by others. What a coincidence! Just like ourselves. Some love us, some not so much. So what?. No big deal.

For those like me who have been outsiders most of our life, there is a rewarding added value to your persona. You will become hard to defeat. Your patience will increase and your creativity will expand to new ideas and ways to make things. How many 'no's does it take for you to remake your idea?. Think about it. Many times in our life, we needed those rejections to our original plans, just to come back with a better proposal. Have you ever found a better opportunity after being rejected several times?. Well, the lesson was: the right time exists and while it comes for you, improve, learn, advance, develop. Anything but waste your time.

The tolerance and emotional flexibility

Finally, coping with people who can not easily say a 'yes' makes us develop our ability to defend and promote our ideas and it also increase our tolerance for rejection. Can be helpful also to improve our strength or confidence if you keep trying until you get positive answers. At the end, you see, we are all different and have the right to choose. To the people I love, I always thank for their honesty, when I receive rejection from their side.

The right time exists

For those I don't love that much, well... even idiots have a value, because thanks to them we learn to appreciate our beautiful friendships!

Anyhow. Next time you get a no: relax and appreciate the honesty involved (you did not take a fake yes), but most of all, appreciate your courage if you keep trying. Breath and go on. The only consequence of a rejection, remember me, is to become stronger and have a bigger smile when you succeed later on!.

Mi libro soy yo
19 de mayo de 2014 a la(s) 1:00

No fue hasta hoy que me di cuenta de que unas palabras pueden cambiar lo que uno piensa. En esta ocasión, no exactamente cuando uno las escucha, sino cuando uno las dice.
Esta semana fui a una actividad promovida por un grupo de jóvenes para crear nuestras historias en libros vivientes, es decir, cada persona se convierte por 8 horas, en un libro que cualquier otro puede leer. Leer en esta actividad, significa sentarse veinte minutos con el libro humano y escudriñar entre las vivencias, lo que sea que le interese espontáneamente, sin limitaciones.
La regla es escoger un nombre para su libro, y yo le puse Sin Etiquetas. Porque en realidad desde que tengo memoria todo me parece interesante en el mundo y quiero ver, tocar, sentir, saborear y oír todo. Por lo tanto disfruto que todo exista y por ende, quiero que todo exista tal y como es, sin etiquetas y sin explicaciones. No tengo esa manía todavía de querer que me expliquen qué son las cosas. Las quiero conocer por mí mismo y sacar mis propias conclusiones.

El contenido de mi libro para esta actividad era un poco de hablar de sexualidad fluída y dinámica en un marco de la celebración de la Diversidad. Este concepto creo yo que ha descrito mucho la experiencia de un mundo donde siempre imagino que antes de ser "cuerpos" somos "luz", potentes faroles encajados dentro de un armazón de carne y hueso..
No me gustan las clases ni los títulos. Tampoco quiero tener una etiqueta. No la acepto. No soy una categoría de fenómeno climático ni un producto en conserva en un anaquel de supermercado. Las etiquetas a mí no me sirve porque soy de todo un poco, y fui y seré, algo diferente. Que no pierdan el tiempo en etiquetarme, a menos que, claro está, quieran pasar de lejos en mi vida y seguir su camino. A quienes usan etiquetas conmigo, yo hasta les presto la goma para que me la peguen en la frente, se vayan rapidito y me dejen en paz.
Mientras recibí a mi primer lector, como práctica, me dispuse a entrar a un campo nunca antes explorado: la de abrir mi vida y mi corazón a un desconocido. Lo hice muchas veces en aeropuertos o viajes cuando sentí química pero esta vez la apertura de mi vida era obligatoria pero voluntaria. Una mujer atractiva con un vestido ligerito pero holgado suficiente para mostrarse, tinte en el pelo y ojos grandes.
No fue exactamente las preguntas que me hizo esta extraña, las que me enseñaron una lección, sino el impacto que mis palabras me causaba a mí mismo. Ella preguntaba cosas que realmente quería saber. No sé exactamente por cual razón escogía las preguntas porque nunca me había visto en su vida. Mientras yo respondía, trataba de entenderla. Por qué me pregunta esto?. Yo sé que puede ser un ejercicio un poco loco, pero no deja de ser interesante. Nada reemplaza la espontaneidad de la locura porque mezcla la improvisación con la adrenalina y ninguna teoría sirve. El futuro no existe cuando dos almas se conectan. Existe el ya, y, pasa rápido. Se acaba pronto.
Pero ella escogía unas preguntas de tal forma, que en cada pregunta veía yo, una necesidad de información para sí misma. Y yo me sentía como poniendo naipes en un castillo de cartas, para luego soplarlo y dejarlo caer. Tal ves algún conocido suyo compartía conmigo intereses o ella misma? No lo sabía. Mis respuestas de alguna forma le llenaban de nuevos conceptos sus oídos que se mezclaban con los propios.
Vi en sus ojos, ojos de curiosidad, llenos de empatía al lubricarlos en cada pestañeo. Pregunta tras pregunta, por más que ella trató de hacer rutinario y rápido el ejercicio de lectura de mi libro, ví su mirada entrar en la mía, sentí su respiración más rápida al elaborar preguntas más profundas y personales. Escuché el cambio de voz como quien entiende el sentimiento ajeno, como quien quiere acariciarme con las cuerdas vocales aterciopeladas. El volumen de su voz que me subía y me bajaba de las gradas del jardín en el cual nos sentamos para conversar, como dos humanos desconocidos, con historias diferentes, unidos por una causa. Yo con mi costumbre rara de verle los razgos raciales a los rostros, le delineaba con la mirada la cara, la barbilla, los labios.
No es que entre mis historias haya algo particular o diferente a lo que cualquiera tenga que contar de sus vivencias. Yo como usted, fácilmente vi ya en mis tres décadas el triunfo y el fracaso, amor y desamor o la tristeza y la felicidad muchas veces estampadas en la tela de mis pantalones. Sin embargo, lo diferente de este día fue el hecho de empacarle mi vida en un envoltorio transparente a otra alma... abrirse a cualquiera.
Ser vulnerable y declararse humano. Ponerme en custodia de otra alma, tal ves sedienta de humanidad y compartir la mía, que es por mucho, lo más valioso que tenemos para compartir.
Sacar de mi corazón una luz que tal vez se combine con la suya. Compartir los colores de los cuales están hechos mis amores para pintarle sus ideas, aunque sea barnizarlas un poquito.
La próxima semana tendré más de diez lectores anónimos que no sé quiénes serán!.
Ahí les cuento por facebook :D.
VALIENTE
20 de marzo de 2014 a la(s) 17:41


Entre máquinas de pesas y licras, sudor y programas de rutinas de ejercicios, todos los jóvenes hacían su ejercicio matutino. Bella la juventud en el gimnasio: una competencia de nalgas, potencia, biceps y cinturas sin grasa.
Hoy como todos los días, con paso descontrolado, apoyando los empeines de un lado en un paso y en el próximo paso los talones, luego las puntillas y amortiguando con las rodilla derecha la falta de control corporal. La distrofia muscular no podía abatir su belleza y era bello, como son bellos los árboles cuando se estremesen sus ramas con el paso de una tormenta.
Unos ojos con unas pestañas enormes, unas cejas profusas sobre una mirada negra, que envolvía un grave problema motor. El cerebro intacto de este muchacho veía el futuro pero atrapado en el presente no lograba dejar de mover las manos violentamente, torcer la muñeca derecha como agarrando una moneda ficticia. Paso al frente y las rodillas se le unían pero las plantas de los pies se iban de lado para apoyar el peso del pie sobre el tobillo. Una sonrisa intermitente le ayudaba a balancear su propio cuerpo.
No podía nadie ignorar que cuando el muchacho subía la vista, se le caía la cabeza en un movimiento involuntario como todos los demás movimientos. El cuello tiraba la barbilla como un caballo brioso y salvaje para rebotar en un movimiento hacia arriba de la mano derecha. Luego cerraba el puño izquierdo y brincaba un hombro. Un humor chispeante era su mejor ventaja.
Como una estrella de películas de ficción, los ojos de todos en ese encierro deportivo, no podieron más que seguirlo incrédulos, impávidos, sorprendidos. Cómo diablos entraba al gimnasio aquella criatura. Las quejas matutinas sobre las medidas extras de la panza, la falta de cuadritos y la celulitis en los muslos, se desvanecían para dar paso a las bocas abiertas y al silencio.
El muchacho ve a todos con la mirada fija, aún si los párpados se le cerraban a corto circuito y guiñaba los ojos sin quererlo. También le saltaba la fosa nasal derecha y tensaba con dificultad el labio superior. Todas las máquinas se detuvieron, excepto la suya, la cual emitió sonidos metálicos de engranajes, de cables tensos y de gloria. Con cada sonido de la máquina iban desapareciendo las máscaras, se desvanecieron los maquillajes y los pechos inflados. Se quebraban complejos de superioridad y se fundían los miedos. El más valiente era, sin duda, aquel muchachito sentado, impulsando las agarraderas de esa máquina con la fuerza que da la voluntad. La fuerza de la belleza invisible. La fuerza de la fe.
La ironía se vistió hoy de tennis y pantaloneta y le dio a la vida una patada en el culo. Qué lección de coraje levantar los pesos de esas máquinas cuando no se controla ni un pelo de uno mismo. Desafiar a la gravedad cuanddo se está condenado a la lástima del mundo entero. Agarrar el peso de una tristeza y subirla hasta el cielo. Ese muchacho desnudó a todos en un segundo y los vistió sin querer con un manto de humildad .
Entre los cuerpos moldeados, las cejas delineadas, entre las cinturas reducidas o las espaldas anchas... sólo la grandeza del alma pudo, sin poses ni planes, congelarlo todo y plantarles los pies en el piso.